Cura natural para los fibromas uterinos

Los fibromas uterinos son tumores benignos que aparecen en el útero. No son cancerosos y en la mayoría de los casos no se consideran peligrosos, aunque sus síntomas a veces pueden ser debilitantes para las mujeres que sufren de ellos.

Cura natural para los fibromas uterinos

Cura natural para los fibromas uterinos

Por lo general aparecen en la fase media o tardía del período reproductivo. En muchos casos, especialmente si son asintomáticos (no muestran síntomas), los médicos recomiendan esperar hasta la menopausia cuando naturalmente se encogerán.

Causas y factores de riesgo

La mayoría de los expertos están de acuerdo en que los fibromas uterinos son el resultado de la interacción de una serie de factores, que se reúnen en un determinado punto y causan fibromas. No es posible predecir si una mujer tendrá fibromas o si es propensa a ellos, aunque se sabe que ciertos factores aumentan el riesgo.

Se cree que los niveles altos de estrógeno contribuyen al crecimiento de los fibromas uterinos, por lo que medirlos y controlarlos es una buena estrategia contra los fibromas. El estrógeno se almacena en las células de grasa, a las mujeres que tienen altos niveles de estrógeno generalmente se les aconseja mantener un peso corporal saludable a través de la dieta y el ejercicio.

Las toxinas y los contaminantes en el cuerpo son otro factor que puede causar fibromas. Se almacenan en el hígado, que puede imitar la acción del estrógeno y por lo tanto aumentar la posibilidad de desarrollar fibromas uterinos. Desintosicación es una buena manera de expulsarlos, pero tiene que hacerse con cuidado, preferiblemente bajo la supervisión de un experto.

Los fibromas suelen aparecer en las mujeres que están en sus años treinta y cuarenta. Las mujeres que nunca han tenido hijos o que dieron a luz al principio de su vida, así como las mujeres de ascendencia afrocaribeña se consideran en riesgo.

La genética puede ser un factor también, por lo que las mujeres cuyas madres tenían fibromas deben tener chequeos para fibromas con más frecuencia.

Las mujeres que son propensas a enfermedades inflamatorias tienen mayor riesgo de fibromas uterinos. Pueden prevenirlos comiendo alimentos que tienen propiedades antiinflamatorias, como la avena, el lúpulo y el comino.

Síntomas y tratamiento

Para algunas mujeres los fibromas uterinos no muestran síntomas en absoluto. Algunas mujeres sólo tienen unos pocos mientras que los otras tienen muchos.

Los síntomas de los fibromas pueden incluir periodos dolorosos, dolor en la espalda baja o en el abdomen, dolor durante las relaciones sexuales, movimientos intestinales dolorosos, problemas con la micción y distensión abdominal.

Algunos fibromas uterinos no requieren tratamiento y se reducen con el tiempo, generalmente después del inicio de la menopausia.

Si requieren tratamiento, por lo general consiste en cirugía o medicamentos. Cependant, según algunos expertos, estas formas de tratamiento curan la condición sólo temporalmente y alivian los síntomas, mientras que no hacen nada para prevenir la nueva formación de fibromas.

Hay profesionales que tratan los fibromas uterinos de una manera natural, sin embargo, no siempre son fáciles de localizar, sus listas de espera puede ser muy largas y sus precios pueden ser muy altos.

Las mujeres que tienen fibromas uterinos deben sopesar los pros y los contras de diferentes maneras de tratarlos y decidir qué hacer sólo después de una cuidadosa consideración y después de consultar a varios profesionales.

Leave a Reply

Votre adresse email ne sera pas publié. Les champs obligatoires sont marqués *