G点

Para las mujeres, el punto G se encuentra directamente detrás del hueso púbico dentro de la pared frontal de la vagina. Por lo general se encuentra a medio camino entre la parte posterior del hueso púbico y la parte frontal del cuello uterino, a lo largo del curso de la uretra.

男性G点

男性G点

También está cerca del cuello de la vejiga, donde se conecta con la uretra. El tamaño y la ubicación exacta varían de mujer a mujer. Imagine un pequeño reloj dentro de la vagina con las 12 en punto hacia el ombligo. La mayoría de las mujeres tendrán el punto G localizado entre las 11 和 1 de la tarde a unas cuantas pulgadas dentro de la vagina. La mayoría de la gente ha oído hablar de esto, pero todavía nos preguntamos, ¿hay un punto G masculino?.

¿Dónde está el punto G masculino?

Se piensa generalmente que el punto G femenino y la próstata masculina se componen del mismo tejido. La próstata se refiere a menudo como el punto G masculino. Esto podría estirar la analogía un poco, ya que el área identificada como el punto G femenino está dentro y detrás del hueso púbico. También se hincha cuando la mujer se excita. La próstata masculina, por otra parte, es más profunda y reside en el cuello de la vejiga y de hecho, es una válvula que decide si el hombre va a eyacular u orinar. Es interesante saber que los hombres no pueden ir y venir al mismo tiempo. Un montón de hombres son reacios acerca de obtener un examen de próstata rectal por su médico. Sin embargo, no hay nada erótico sobre esta experiencia.
Con la excitación sexual y en el curso de la estimulación sexual, la estimulación anal es placentera sólo para algunos hombres. Algunos hombres también disfrutan de la estimulación de su próstata, que se contrae durante la eyaculación. Los médicos a menudo tienen que empujar bastante y profundamente para llegar a la próstata, por lo que algunas mujeres con los dedos cortos podrían no ser capaces de llegar a ella y llegar al punto G masculino. Si desea estimular el punto G de su pareja, debe estar de espaldas y la palma de su mano debe estar levantada. Debe asegurarse de que no tiene las uñas afiladas y asegúrese de no tocar sus propios genitales con el dedo que usó para penetrar el ano de su pareja, debido a las bacterias que viven allí.
Recuerde que a algunos hombres les gusta la estimulación de la próstata y a otros no, al igual que a algunas mujeres les encanta la estimulación del punto G y otras encuentran que las distrae. Sin embargo, explorar y experimentar es divertido. Desafortunadamente, no hay nada nuevo y fantástico, ni lugares mágicos.

El punto G femenino

La mancha femenina de Grafenburg o punto G, es una región que, cuando se estimula, puede producir un intenso placer y una respuesta orgásmica. Se encuentra alrededor de un tercio de la vagina, hacia el frente y es a menudo considerado como la esponja de uretra. En los hombres no hay realmente un lugar idéntico, aunque en la revista masculina Fitness US, los autores aluden al punto G masculino como la glándula de la próstata. Como ya has aprendido, la próstata se encuentra colocando un dedo bien lubricado dentro del ano. Una vez que sienta la sensación de empujar contra un bulto de tamaño de nuez, ha alcanzado la próstata o el punto G masculino. Presionar o frotar crea una intensa sensación de placer para la mayoría de los hombres. Sin embargo, la mayoría de la gente todavía se siente muy negativamente acerca de tocar el ano. Si desea darle a su hombre un placer extraordinario, estimular su próstata es lo que quiere aprender a hacer. Debido a que esta glándula se encuentra en un área donde las terminaciones nerviosas se concentran, se despierta fácilmente, a menudo resultando en un orgasmo intenso. Obviamente, esto es algo que muchos hombres encuentran un alivio y una delicia de la experiencia sexual. El punto G femenino es de una pulgada y media de tamaño, pero es el área más sensible y emocionante de la vagina. Por lo tanto, usted debe saber que el tamaño no importa. Conocimiento, ternura, compartir y cuidar son los ingredientes para el cariño maravilloso y clímax. El mito de que el tamaño cuenta es un mito descontado por la mayoría de los que conocen y disfrutan del verdadero intercambio sexual. A diferencia del clítoris, que sobresale del tejido circundante, se encuentra profundamente dentro de la pared vaginal y una presión firme es a menudo necesario para ponerse en contacto con el punto G. Por lo general, el punto G femenino es un área esponjosa del tamaño de una lima, que responde a la estimulación mediante endurecimiento e hinchazón a medida que la sangre corre hacia el.

Cómo encontrar el punto G

La máquina Sybian y los vibradores típicos, así como un hombre que sabe cómo usar sus manos, puede proporcionar la estimulación máxima a menudo requerida para despertar el punto G. Por otra parte, es interesante que sus propios dedos pueden alcanzarlo. Las técnicas para estimular el punto G son diversas. Usted podría recostarse con las rodillas apretadas hasta el pecho. En esta posición, su profundidad vaginal se acortará e incluso los dedos pequeños deben ser capaces de alcanzar el punto G. Con un compañero, acostarse de lado con una pierna estirada hasta el pecho y su pareja entrando por la parte trasera de su vagina debe ser capaz de golpear el lugar. El punto G responde a la presión más que al tacto, por lo que al acariciarlo suavemente no es probable que obtenga ningún resultado. Es más como masajear un guisante debajo de un colchón. Uno tiene que comprimir la carne para encontrarlo. Trate de insertar los dedos y doblarlos suavemente hacia arriba. Hágalo alrededor y detrás del hueso púbico. Más allá del tejido bastante áspero inmediatamente detrás del hueso púbico, las puntas de los dedos se encontrarán con un área suave. Tienes que ir muy despacio y dejar que te diga lo que siente al explorar el área lisa, se sentirá como en el interior de una manopla muy resbaladiza así que cuando se enderezan los dedos y llega más adentro, se encontrará con una estructura dura y elástica. Esta estructura se siente como un pezón erguido apuntando al sur. Este es el cuello uterino del útero y el punto G está en algún lugar justo a este lado del cuello del útero, cerca de una pulgada más allá de la manopla. Está en algún lugar en la carne inmediatamente en la parte frontal de la vagina. Sería interesante si usted pudiese maginar que está sosteniendo una pelota de tenis en esos dos o tres dedos insertados. Entonces, un área del tamaño de una uva en el centro de la pelota de tenis es lo que usted está tratando de alcanzar. Puede estar en cualquier parte a lo largo de ese área de dos o tres pulgadas de largo entre el hueso púbico y el cuello uterino, para explorarlo lentamente. Usted debe permitir la retroalimentación de la mujer. Sería mejor dejar que ella guíe sus dedos con sus palabras si puede sentir la estimulación. El punto G responde a la presión en lugar de tocar y acariciarse con suavidad no es probable que lo encuentre, debe recordar esto. Cuando llegas desde el frente con la mujer en la espalda, el talón de la mano está sobre su clítoris mientras los dedos se enganchan alrededor del hueso púbico. Tire hacia arriba, como si estuviese tratando de levantarla de la cama. Haga esto con el mismo tipo de ritmo que utiliza con la penetración. Una vez que sepas dónde está puedes intentar usar tu pene, pero para un buen orgasmo del punto G, puede preferir tu mano en lugar del pene. En las relaciones sexuales cara a cara, el pene puede no estimular el lugar lo suficiente para hacer algo bueno, aunque algunas posiciones, como la que las mujeres dibujan sus rodillas cerca de su pecho, pueden aumentar los cambios para un orgasmo del punto G, un sentimiento muy agradable que una mujer podría experimentar.

Técnicas para estimular el punto G

Los hombres deben aprender los contornos de las técnicas de arriba muy bien si desean dar placer a una mujer. Si el hombre desea explorar su cuerpo y probar algo nuevo, entonces la mujer podría darle algo similar. Sin embargo, la mayoría de los hombres son polémicos y no quieren probarlo. La razón principal es que piensan que es algo que sólo los homosexuales están haciendo. Sin embargo, eso no es cierto, porque cada macho tiene ese área sensible dentro del recto, para ser más preciso, en la parte frontal de la pared rectal. Si un hombre se relaja lo suficiente con una mujer en la que confía, pueden encontrar su punto G juntos. A veces, los dedos de una mujer son demasiado cortos para llegar a esta zona. Entonces usted podría intentar algunos accesorios. Un hombre podría explorarlo solo o con su novia, esposa, amigo o independientemente, todo trae el mismo resultado.

Consejos importantes para el sexo anal

Con el sexo anal o estimulando el punto G masculino, es importante recordar que hay bacterias que viven en el ano. Estas bacterias son diferentes a las bacterias que las mujeres tienen en su vagina. Por eso debe tener cuidado de no transmitir estas bacterias posiblemente dañosas. Usted debe usar un condón lubricado durante el sexo anal. Si usted está estimulando el punto G masculino con una mano, debe lavarse las manos cuidadosamente antes de ponerlas en su vagina o boca. Por otra parte, usted debe saber que el área anal no es para el sexo y la piel es muy sensible. Es por eso que el sangrado es un problema común, como es la transmisión de bacterias en el torrente sanguíneo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *